Grifos de cocina y productos de baño online

100 días para devoluciones
cómo limpiar un grifo cromado

¿Cómo limpiar un grifo de cromo?

Seguro que la siguiente escena te es familiar: encender el grifo del baño y al cortar el agua, ver salpicaduras por el lavabo ¡y lo limpiaste hace unos días! Bien, tranquilidad, porque desde Entucasamecole traemos unas RECOMENDACIONES sencillas y fáciles para todo tipo de hogares.

Antes de empezar, ¿sabes que es el cromo? Leemos por todas partes los términos cromado, cromo, acabado cromo… Precisamente, el cromo es un metal que se emplea en metalurgia, es duro, de color blanco agrisado y brillante y resistente frente a la corrosión por lo que es el aliado perfecto para cualquier tipo de grifería.

Sin embargo, la grifería es una pieza del hogar que está en continuo uso y en contacto con el agua y, al contener cal, hace que se vaya deteriorando con mayor rapidez. La cal,  sobre todo en zonas donde las aguas son duras, es de los mayores enemigos de los grifos y las cañerías porque cuando se seca el agua “ataca” el cromado de los grifos. Por lo tanto, es más susceptible de estropearse con facilidad e ir perdiendo el brillo que tenía al principio. Además de afectar a la vida útil, es también una cuestión de estética ya que da un aspecto descuidado y de poca higiene.

Por este motivo, es conveniente realizar un mantenimiento con una frecuencia regular. Cuando la cal se incrusta forma manchas que, con el tiempo, se vuelven difíciles de eliminar.  Para que esto no te suceda, anota una serie de consejos que te ayudarán a limpiar los grifos sin dañarlos y disfrutar de su uso durante muchos años luciendo como el primer día.

Cómo limpiar los grifos sin dañarlos

  • KIT DE LIMPIEZA: el primer paso es tener tu propio kit de limpieza para grifería, compuesto por un cepillo pequeño (llega a todos los rincones del grifo y elimina cualquier resto de suciedad), una esponja (limpia ampliamente y quita huellas, manchas…), un paño seco (para pulir y dejar el grifo reluciente) y el producto especial para el material de tu grifo.
  • MANTENIMIENTO REGULAR: el truco está en prevenir la acumulación de manchas y marcas de cal. Si se evita que la suciedad permanezca mucho tiempo desde que empieza a formarse, mejor. La implementación de una rutina de limpieza regular, asegura que los grifos permanezcan como nuevos y que su vida útil se extienda.
  • PRODUCTOS ABRASIVOS: evita los químicos de este tipo, asegúrate de que no se llevarán parte de la superficie a limpiar.  Además, hay que tener precaución con los estropajos y los cepillos de cerdas, aunque de la sensación de ser suaves, si los acabados son delicados podemos causar arañazos que se queden ya de por vida.
  • LIMPIAMETALES: existen en el mercado productos específicos indicado para el mantenimiento diario de baños, grifería y superficies en general como por ejemplo BEST. Gracias a este tipo de productos se puede evitar la formación de incrustaciones y la formación de la temida cal. No modifica las superficies cromadas y proporciona un aspecto brillante. Su efecto de limpieza ofrece un alto rendimiento junto con su agradable perfume. Si quieres dar una nueva vida a tus griferías puedes hacerlo directamente desde este enlace de Entucasamecole.
  • PRODUCTO DE CALIDAD: Además de todas estas recomendaciones, sin duda, a la hora de elegir los grifos de baño es recomendable apostar por la calidad, a la larga salen más económicos y soportan el paso del tiempo mucho mejor.

Seguro que te interesa