Grifos de cocina y productos de baño online

100 días para devoluciones

Cómo elegir grifo para la cocina

Elegir grifo para la cocina es una decisión muy importante, más allá del fregadero que tengas instalado. Hay una serie de factores importantes a tener en cuenta a la hora de saber escoger un grifo para tu cocina que a continuación te explicaremos.

Dependiendo del tipo de instalación que tengas, del tiempo de uso que le vayas a dar a la cocina o al espacio disponible en tu fregadero, por ejemplo, hará que te decantes mejor por un tipo de grifo que por otro.

Aspectos a tener en cuenta para escoger el mejor grifo para tu cocina

Aunque elegir un grifo es una decisión muy personal, sí que existen aspectos que influyen en acertar en mayor o menor medida en tu elección. A continuación te vamos a mostrar algunos asuntos que podrás tener en cuenta para escoger el mejor. Así no dudarás en tu búsqueda de grifos de cocina.

Instalación de la vivienda

Lo primero de todo es atender al tipo de instalación que va a tener los grifos. Y esto está directamente relacionado con el fregadero que tiene la cocina: bajo encimera, de doble seno… Es posible que en la cocina haya amplia disponibilidad: bien sea para colocar los grifos en la pared o bien en la encimera. En ambos casos también habrá que tener en cuenta un par de asuntos.

-En la encimera: suele ser lo más común actualmente. Esto quiere decir que el grifo va en el propio fregadero. Todas las instalaciones de ahora tienen este funcionamiento, ya que es más cómodo y más manejable a la hora de colocarlo.

-En la pared: este tipo de instalación se dan en las viviendas más antiguas. La gran ventaja que otorga es que deja más espacio en el fregadero, aunque hay que vigilar la distancia entre las tomas de agua. Las conexiones suelen tener una separación de 15 cm a lo ancho, aunque también pueden llegar a oscilar desde 11 a 17 cm.

Apertura del agua

Una vez decidido el tipo de instalación, que también estará relacionado con el sistema que esté instaurado en la cocina de la vivienda, hay que elegir el tipo de apertura que tendrá el grifo. En este caso, existen dos tipos de grifos para la apertura del agua: el monomando o el bimando.

Grifo monomando: actualmente, y debido a los nuevos diseños, es el más empleado. Mediante un solo mando regulas el caudal del agua y la temperatura. Destacan por su buena relación calidad-precio y su comodidad, puesto que solamente con una maneta controlas toda el agua que sale. Son bastante sencillos de instalar, y además la palanca de accionamiento se puede ubicar o en el frontal de la grifería o en el lateral, en función de las necesidades o los gustos.

Grifo bimando: aunque no están tan extendidos como antes, también existen los grifos con dos mandos. En este caso para regular los dos tipos de agua: el mando de agua caliente y el de agua fría, basados en el sistema más clásico. Son algo más incómodos de usar que los de tipo monomando.

En función del tipo de caño de los grifos

Seleccionar el tipo de grifo adecuado también es importante. Existen diversos para distintos usos y en función del fregadero donde se vayan a instalar. A continuación te indicamos algunos de los básicos:

Grifo de caño alto: pueden llegar a salpicar más por la altura, pero le dan mayor capacidad al fregadero a la hora de meter utensilios de cocina. Además, permiten mayor libertad a la hora de lavar a mano, puesto que uno con una altura muy baja va a estar constantemente incomodando, y más si se trata de uno fijo. Muy aconsejable para lugares donde no haya ventanas que se abren hacia dentro.

Grifo de caño bajo: Su ventaja con respecto al resto es que no salpican. Además, da igual si lo instalas en un fregadero con ventanas justo delante, ya que no golpean al abrirlas. Este tipo de caño no obstante deja menos espacio en el fregadero, aunque son aptos para todo tipo de instalación.

Grifo de cocina flexible: son muy recomendables, como el modelo Varela de OXEN. En este tipo el caño no se extrae, sino que simplemente es flexible. Esto es muy beneficioso, ya que facilita limpiar el fregadero, por ejemplo, o bajar el caño para que el agua no salpique. Lo vas adaptando en función de la necesidad. Además, se evita el antiguo sistema de contrapesos, o colocar el flexo por debajo de la encimera. Este tipo además incluye un diseño muy profesional.

Grifo de cocina con caño extraíble: solamente están disponibles para instalaciones sobre la repisa, aunque son extraordinarios para fregaderos de pequeñas dimensiones. La gran versatilidad es su principal virtud, ya que se puede extraer el caño para llegar a lugares donde otros grifos no podrían. Además, al no producir salpicaduras sobre la encimera, te ahorra agua y tiempo.

Estética

El diseño es otro de los aspectos importantes a la hora de seleccionar nuestro grifo. Su composición, tamaño, forma… todo influye a la hora de seleccionarlo en función de dónde se vayan a instalar o el uso que se vaya a dar.

Por ejemplo, en los grifos con acabado en cromo brillo, se mantienen como el primer día por su resistencia a la corrosión, convirtiéndolos en duraderos y resistentes.

Compra los mejores grifos de cocina adaptados a tus necesidades

Desde entucasamecole.com puedes comprar todos nuestros grifos monomando, de gran resistencia, al mejor precio y con todas nuestras ventajas. Disponemos de diversos tipos en función de tu gusto y la utilidad que les vayas a dar. Tú decides si le das un uso intenso a la cocina o lo haces de forma esporádica.

Recuerda que, como tienda de grifos de cocina, además de comprarlo de manera online te aconsejamos acerca de qué te va a resultar mejor.

No dudes en tu elección a la hora de elegir grifo de cocina que mejor se adapte a ti y encuentra lo que buscas con nosotros. 

Seguro que te interesa