Grifos de cocina y productos de baño online

100 días para devoluciones

Cómo elegir la columna de ducha perfecta para tu baño

A la hora de saber cómo elegir una columna de ducha para tu baño, es esencial que tengas una serie de requisitos claros. Sin embargo, el fundamental de todos ellos es el hecho de que encuentres el máximo confort y relax en tu baño.  Sin duda este tipo de elementos son capaces de ello, pero para que no tengas que arrepentirte en tu elección, te vamos a dar unas pautas básicas para no equivocarte.

Qué es una columna de ducha

Antes de conocer los detalles que marcarán tu elección, conviene saber qué es una columna de ducha. Fundamentalmente se trata de una estructura vertical que te va a permitir regular el caudal del agua con fines terapéuticos y relajantes. Su instalación resulta muy sencilla, se adapta a todo tipo de baño y existen diferentes tipos en función de las necesidades y los gustos particulares.

Siempre resulta una opción acertada, de manera económica y que reporta una serie de beneficios saludables para ti. Permite aliviar el estrés, centrarse en las partes de tu cuerpo más afectadas y te otorga una profunda relajación.

Composición

Se compone de tres elementos comunes, más allá de su diseño e instalación.

-Flexo: se trata de la estructura que compone la columna, y será importante a la hora de decidir lo largo que va a ser.

-Rociador: está situado en la parte superior del flexo y puede tener diferentes diseños (cuadrados, redondos). Se trata de uno de los elementos más importantes dadas las opciones que ofrece a la hora de ofrecer la salida del agua. Se pueden escoger con efecto lluvia o cascada, lo que aporta relajación.

-Ducha de mano: el elemento más tradicional conocido por todos, pero diferenciados en varios modelos por funcionalidad (relajantes) o estética (más grandes o más pequeños). Además, pueden incluir diferentes número de chorros.

Tipos de columna de ducha

Actualmente existen en el mercado tres tipos: sin grifería, con grifería monomando y con grifería termostática. Cada una está indicada para unos casos concretos en función de la instalación y los deseos de cada uno.

Columna de ducha sin grifería

Están indicadas para cuando ya tienes un grifo instalado, en cuyo caso puedes aprovecharlo. La columna incluirá 2 flexos o cables de ducha, uno de ellos conectará la columna con la grifería para obtener el caudal de agua; el otro conectará la columna con el maneral. Mediante un sencillo desviador podrás cambiar la posición a rociador superior o ducha de mano.

Columna de ducha con grifería termostática

Se trata de la opción más precisa, pero también de la más delicada. Están indicadas cuando contamos con una caldera o un calentador grande y la presión de agua es de al menos 4 bares.  Si queremos que nuestra grifería dure en el tiempo, el agua de nuestra vivienda no debe contener mucha cal, arena ni cualquier elemento invasivo.

Hay que tener en cuenta que los grifos termostáticos son mas delicados que el resto, pero también resultan más precisos y más rápidos a la hora regular la temperatura y el caudal de agua.

Columna de ducha con grifería monomando

Este tipo siempre se adapta a todo independientemente del tamaño del calentador, la calidad o la presión del agua. Con el monomando podrás despreocuparte de estos factores, y así tener la absoluta certeza de no equivocarte ante las dudas. En los últimos años diferentes marcas como OXEN o Llavisan han desarrollado opciones muy económicas con un diseño actual.

Aspectos a tener en cuenta para elegir la mejor columna de ducha

Para escoger la más adecuada, es necesario que pensemos en una serie de factores. Éstos van desde las necesidades que queremos cubrir hasta las opciones que tenemos disponibles para escoger.

Si ya tienes un grifo

Como ya has comprobado, en el caso de que dispongas de grifo y no quieras cambiarlo, para ello siempre será recomendable una columna de ducha sin grifería. De esa manera podrás aprovechar la que ya tienes. No obstante, siempre puedes realizar una renovación y optar por otros modelos que te gusten más.

El espacio disponible

Normalmente, el espacio nunca va a suponer ningún problema a la hora de tu elección. Es más, la instalación se adapta al lugar disponible en el que ya esté todo instalado. El espacio necesario no va a ser ni más ni menos que el que ya tenías. Además, aprovechan los elementos existentes como el plato y la mampara.

Bañera en vez de ducha

De ser así, tienes la opción de las columnas extralargas, que son regulables desde 100cm hasta 150cm. En el caso de las bañeras las tomas están un poco más bajas, por lo que necesitarás un tubo más largo.

Calentador o caldera con una presión suficiente de agua

Si dispones de estas dos opciones, sin duda en este caso la elección será una con grifería termostática. La delicadeza la suple con una precisión y rapidez extraordinaria en el caudal del agua. Además de contar con mayores ventajas extra que otros tipos.

Ventaja de comprar en Entucasamecole.com

Recuerda que todas las columnas de ducha ofertadas en Entucasamecole.com tienen el tubo telescópico. Puedes adaptar la altura del rociador a tu gusto, desde 80cm hasta 120cm en el caso de los tubos convencionales, o desde 100cm hasta 150cm.

Esperemos que después de estos consejos tengas más claras las ideas a la hora de escoger columna de ducha para tu baño. No dudes en contactar con nosotros ante cualquier pregunta.

Seguro que te interesa